Así puedes evitar el acné causado por el cubrebocas

El COVID-19 ha cambiado por completo la forma de vida de las personas, comenzando por el uso obligatorio de cubrebocas, esta medida ha resultado muy efectiva en el mundo...
mask

El COVID-19 ha cambiado por completo la forma de vida de las personas, comenzando por el uso obligatorio de cubrebocas, esta medida ha resultado muy efectiva en el mundo y es por ello que es respetada por la mayoría de las personas que buscan evitar contagiar o ser contagiados, pero usarla todo el día ha desencadenado una consecuencia que no muchos consideraron, acné en la zona que se cubre con la mascarilla.

Si bien es una consecuencia no tan grave, puede ser evitada con las medidas de higiene necesarias, se trata de un tipo de acné debido a la humedad y bacterias, su aparición es tan común que muchas personas lo han comenzado a llamar ‘maskne’, una mezcla de la palabras mask y acné, para definirlo.

Hay muchos factores que pueden ocasionar brotes en la piel, pero específicamente el acné causado por el cubrebocas se debe a la ficción, la humedad y la acumulación de bacterias y ya que es inevitable el uso de las mascarillas, es necesario que se hagan cambios en los hábitos de higiene que se adapten también a esta nueva normalidad, pero es importante mencionar que, en caso de que estos consejos no sean útiles, debe acudir con un dermatólogo para un diagnóstico adecuado ya que podría tratarse de algo diferente.

Lava tu cara dos veces al día

Lavar la piel es un consejo básico para evitar el acné de cualquier tipo, pero es especialmente necesario que lo hagas si vas a usar la mascarilla todo el día, una vez en la mañana y una vez cuando estés en un lugar seguro como tu casa y puedas retirarte el cubrebocas definitivamente.

Usa menos productos

Los productos para el cuidado de la piel pueden ser parte de tu rutina de noche, pero evítalos por completo en el día cuando lleves el cubrebocas, al menos en la zona, puedes simplemente aplicar hidratante y protector solar y evitar el maquillaje.

Deja respirar a tu piel

Si bien no debes retirarte la mascarilla en espacios cerrados, es recomendable que cada dos o tres horas dejes respirar a tu piel en algún lugar seguro retirándola por unos minutos, esto para minimizar la acumulación de humedad.

Usa un cubrebocas nuevo cada día

Si prefieres los cubrebocas desechables es mejor que los tires después de usarlos y no los uses más de las veces recomendadas, así mismo si prefieres los de tela, procura que sean de algodón y lávalos con regularidad.




Articulos Relacionados