Aunque sean costosos la euforia por los nuevos iPhone no se detiene

El iPhone XS costará hasta 200 dólares más que el ya costoso iPhone X, lanzado el año pasado, y representa uno de los menores avances en la historia del...
IPHONE-650x370

El iPhone XS costará hasta 200 dólares más que el ya costoso iPhone X, lanzado el año pasado, y representa uno de los menores avances en la historia del producto, pero eso no significa mucho para los devotos de Apple, o los que quieren actualizar sus dispositivos antiguos.

Cientos de consumidores hacían cola fuera de las tiendas de Apple por todo el mundo el día antes o en las primeras horas del viernes, cuando el iPhone XS y el iPhone XS Max salieron a la venta.

Se podía ver a muchos consumidores esperando fuera de la tienda, en la calle Orchard Road en Singapur, a pesar de las altas temperaturas. Otras tiendas, como en el centro comercial IFC en Hong Kong, exhibían colas más cortas, dado que las ventas estaban restringidas a quienes habían ordenado los teléfonos previamente.

Los modelos de este año incluyen por primera vez un sistema dual de tarjetas SIM, una característica popular para los dispositivos Android en Asia.

Esa es una de las razones que más atrajo a Li Jun, quien trabaja para una empresa de comercio en Guangzhou y viajó a Hong Kong para comprar un iPhone XS por mil 265 dólares.

“El iPhone XS es costoso para mí, pero no puedo resistir la idea de un sistema de SIM dual”, dijo Li. “Esto me permite tener una tarjeta SIM local cuando trabajo fuera del país, sin desinstalar mi tarjeta china”.

La industria mundial de teléfonos inteligentes se ha estancado en alrededor mil 500 millones de dispositivos vendidos al año, pero el lanzamiento del iPhone se mantiene como un evento destacado.

Para Apple en particular, la extensión de las filas fuera de sus tiendas se ha vuelto menos importantes, ante el aumento de sus ventas por internet y el ajuste de su modelo de negocio.

En lugar de persuadir a sus usuarios de actualizar sus dispositivos por el modelo más avanzado y costoso que lanza cada año, el objetivo de la empresa de Tim Cook es elevar de manera constante los precios medios, mientras expande el número de modelos activos para apoyar la venta de accesorios y servicios digitales como la transmisión de música y vídeo.

Este año, muchos consumidores han pedido sus iPhone por internet para que les sean entregados el día del lanzamiento, pero aquellos que se perdieron la apertura de los pedidos de compra previos la semana pasada tienen que visitar las tiendas, para adquirir los dispositivos desde el primer día.

En Estados Unidos, los pedidos por internet para el iPhone XS no llegarán hasta entre el 4 y 11 de octubre. Los tiempos de espera son similares en Hong Kong y Australia, mientras las entregas tardan una o dos semanas en China continental.

El Financiero




Articulos Relacionados