Chica aprovechó la cuarentena para bajar más de 40 kilos sólo bailando

Muchas personas durante esta cuarentena dieron un cambio increíble, algunos con unos kilos de más y otras personas todo lo contrario, la contingencia nos hizo conocernos más a fondo...
bailando

Muchas personas durante esta cuarentena dieron un cambio increíble, algunos con unos kilos de más y otras personas todo lo contrario, la contingencia nos hizo conocernos más a fondo y fijar de nuevo nuestras metas, para ello Trinity aprovecho mucho el tiempo libre que tiene para realizar diferentes actividades durante el día y tanto ha sido así que ha logrado perder 44 kilos, de ser talla 50 a 38 en un tiempo récord.

Por medio de una entrevista reveló que se siente orgullosa del trabajo que hace todos los días porque desde pequeña ha luchado con el sobrepeso y así lo expresó:

«Siempre había sido la niña más grande de mi clase en la escuela y a medida que crecía lo era más. Me conocían como ‘la gordita’ y solía subir 6 kilos al año. Empecé a sufrir dolor en las articulaciones de mis rodillas debido a mi peso, lo que me hizo volverme más perezosa. Me costaba mantenerme al día en educación física o correr como mis compañeros. Fue vergonzoso. Un simple paseo me dejaba sin aliento, haciéndome evitar cualquier forma de ejercicio. Cuanto menos hacía, más aceptaba que no iba a cambiar cómo era»

Una de las metas de Trinity en este 2020 era bajar de peso para que su salud mejorará, pero algo que no le gustaba era el ejercicio, el ir a los gimnasios le provocaba inseguridad, pero aun así iba a enfrentarse con tal de lograrlo, sin embargo, con la pandemia al cerrar todo tuvo que buscar alternativas y una de ellas era el baile que es la mejor opción.

Estableció sus rutinas y les agregó sus canciones favoritas, después se puso en acción y lo logro.

“No podía creer lo rápido que empecé a bajar de peso. Había estado allí toda mi vida y en cuestión de meses había desaparecido. El baile se hizo más sencillo cada vez que perdía más peso y así podía esforzarme más. Mis amigas empezaron a comentar qué me veía más feliz, y sí me sentía.”




Articulos Relacionados