Chicas venden su virginidad en Internet para salir de la pobreza, viajar o estudiar

Ya sea para salir de la pobreza, terminar sus estudios o viajar por el mundo, un gran número de chicas subastan su virginidad en la página de Internet llamada...
cindere

Ya sea para salir de la pobreza, terminar sus estudios o viajar por el mundo, un gran número de chicas subastan su virginidad en la página de Internet llamada Cinderella Escorts.

Las chicas que recurren a este sitio aparecen en un catálogo que muestra sus datos personales como ciudad de origen, edad e idioma que hablan, así como sus medidas, color de ojos y cabellos, si tiene cirugías pláticas o tatuajes.

Las jóvenes tienen que especificar qué es lo que buscan, si un sugar daddy, matrimonio o un patrocinador sumiso. Y lo más importante, para ellas, el precio de su virginidad, aunque este va aumentando según las ofertas que los clientes hagan por esta.

Uno de los casos que más sobre sale es el de Fale, de 21 años, originaria de Indonesia, quien pidió 20 mil euros por su virginidad y recibió un millón 200 mil euros.

La oferta ganadora fue de un político de Tokio, quien además ofreció casarse con la joven.

La segunda mejor oferta fue de un millón de euros, hecha por un magnate de los bienes raíces de Hong Kong.

Y la tercera mejor fue la que hizo un actor de Mumbai, quien estaba dispuesto a pagar 600 mil euros por la virginidad de la chica.

Fale declaró a Cinderella Escorts que quiere vender su virginidad porque:

“Quiero una vida mejor. Quiero ayudar económicamente a mis padres. No soy de una familia rica. Sólo soy una chica sencilla que quiere ser independiente y comprarle a sus padres una casa. Además, no quiero perder mi virginidad con un tipo al azar, que probablemente me dejará después. Supongo que ganar mucho dinero es la forma más inteligente de perderla”.

Para la seguridad de las jóvenes que subastan su virginidad a través de esta página de Internet, ésta les proporciona seguridad durante el proceso y maneja la transacción. Además, tiene como regla que si las chicas se arrepienten, tienen la libertad de retirarse, reveló Jan Zakobielski, creador de Cinderella Escorts.

Además, para asegurarse que la mujeres son vírgenes se deben someter a exámenes médicos; así como a exámenes psicológicos para que estén consientes de lo que harán.




Articulos Relacionados