Come un caracol y queda tetrapléjico

Sam Ballard comenzó a sentirse mal tras comerse el caracol, fue llevado a un hospital, quedó en coma, despertó 420 días después y ya no reaccionaban sus brazos ni...
sam

Sam Ballard comenzó a sentirse mal tras comerse el caracol, fue llevado a un hospital, quedó en coma, despertó 420 días después y ya no reaccionaban sus brazos ni piernas.

Sam Ballard aceptó un reto que le cambió la vida. Ante la insistencia de un “amigo” tomó el reto de comerse un caracol vivo. Sam, quien practicaba rugby, comenzó a sentirse mal y acabó en un hospital.

Los médicos le diagnosticaron a Sam Ballard un parásito conocido como Angiostrongylus cantonensis, el cual afecta a las ratas y muy rara vez a los humanos, pero si esto pasa, es un peligro para el cerebro.

El joven de 19 años de edad tuvo una meningoencefalitis eosinofílica, cayó en coma 420 días y al momento de despertar, descubrió que sus piernas y brazos ya no reaccionaban ante sus órdenes. Ballard quedó tetrapléjico y estuvo tres años más en el hospital.

Antes los cuidados y terapias que necesitaba, se hizo complejo costear todo el tratamiento de Ballard. Crearon la organización llamada “Team Ballard” para la recaudación de dinero y pagar todo sus necesidades.

Sin embargo, las cosas se complicaron con Ballard: se dañaron sus cuerdas vocales, el financiamiento de NDIS para personas con discapacidad dio un subsidio de 492 mil dólares australianos, pero con el tiempo redujeron el monto de ayuda.

Ahora mismo, la familia de Sam Ballard lucha por él y tratan que el subsidio de NDIS aumente ante lo caro del tratamiento, enfermera y demás cosas que derivaron por su padecimiento.




Articulos Relacionados