Desaparece a los 6 años y 27 años después se reencuentra con su familia

Sin duda hemos visto infinidad de historias de personas que se pierden, abuelitos, bebés, niños, así fue el caso de Antonio quienes después de casi tres décadas por fin...
perdido

Sin duda hemos visto infinidad de historias de personas que se pierden, abuelitos, bebés, niños, así fue el caso de Antonio quienes después de casi tres décadas por fin pudieron encontrarse.

Todo comenzó cuando Antonio Carlos da Silva a sus 6 años salió de su casa huyendo de los maltratos de su papá, pero lo que fue una escapada fue una desaparición por 27 años, sin embargo, su mamá Jeane da Silva, lo busco por mucho tiempo, pero nunca tuvo suerte.

Ahora Antonio tiene 35 años, dice que recuerda haberse ido en un autobús mientras huía de su papá, pero que en el camión se quedó dormido y que al despertar no sabía en donde estaba.

Al llegar a Caerá vivió en un albergue de niños que rescataban de las calles, aunque siempre quiso regresar a casa, no recordaba el nombre de su mamá, ni alguna dirección o teléfono, lo que le impidió volver a verlos.

En el albergue, Antonio recibió educación y aunque conoció a muchos niños en la misma situación, él tenía la esperanza de volver a encontrar a su familia. Así con el paso de los años, se convirtió en chofer y un día decidió que era momento de buscar a su mamá, así hizo una nota en el periódico en el que se aprecia una foto de él cuando era pequeño y de cómo se ve ahora, con la siguiente descripción:

Estoy buscando a mi mamá.

Yo en 1996. Yo en 2020.

Mi nombre es Antonio Carlos da Silva.

El nombre de mi madre es Jeane o Geane da Silva. El nombre de mi hermano es Diego. El nombre de mi tío es Nino, es artesano.

Nací más o menos en 1988 en la ciudad de Juazeiro do Norte o en las ciudades cercanas a Juazeiro.

Me perdí cuando tenía seis años, pues tomé un autobús que me llevó a la ciudad de Fortaleza, donde vivo hoy.

Estaré eternamente agradecido con cualquiera que pueda ayudarme a encontrar a mi familia biológica.

Y gracias a esa nota, su tío Nino la vio e inmediatamente aviso a su hermana de que su hijo la estaba buscando, fue así que su familia se trasladó a Caerá para encontrarse con Antonio, lo bonito fue cuando él y su mamá se volvieron a ver, se abrazaron ya que no necesitaron pruebas de ADN para saber que eran familia, su corazón lo sintió y ahora están juntos.

Aunque pasó mucho tiempo, ahora no quieren desperdiciar momentos para disfrutar juntos en familia.




Articulos Relacionados