El estrés engorda más que la pizza y papitas

Una dieta de comida chatarra conduce inevitablemente a una mala salud, pero una nueva investigación halló que el estrés puede tener el mismo efecto. Según Laura Bridgewater, profesora de...
estres

Una dieta de comida chatarra conduce inevitablemente a una mala salud, pero una nueva investigación halló que el estrés puede tener el mismo efecto.
Según Laura Bridgewater, profesora de microbiología en la Universidad Brigham Young, el estrés se ha relacionado con una serie de afecciones poco saludables, incluida la obesidad, la diabetes tipo 2, las enfermedades del corazón y la depresión.
El estrés repercute en las bacterias intestinales
El estudio, publicado en Nature’s Scientific Reports, sugiere que la respuesta del cuerpo al estrés está fuertemente influenciada por la dieta. Tanto el estrés como una dieta alta en grasas pueden alterar las bacterias intestinales y contribuir a la obesidad.
La investigación de Bridgewater, realizada en colaboración con la Universidad China Jiao Tong de Shanghai, tiene como objetivo examinar más a fondo la correlación percibida entre la obesidad, el estrés, las bacterias intestinales y los trastornos del estado de ánimo.
Y puede provocar cambios en el estado de ánimo
En resumen, el estrés, como una dieta alta en grasas, puede alterar la composición bacteriana de los intestinos y provocar cambios en la salud física.
El estrés también puede desencadenar trastornos del estado de ánimo, como la ansiedad y la depresión, y promover la obesidad.




Articulos Relacionados