El mole, referente gastronómico mexicano

El mole es considerado un platillo emblemático de México y aunque la presentación tradicional se acompaña con guajolote o pollo, es posible querer agregarlo a cualquier platillo y es...

El mole es considerado un platillo emblemático de México y aunque la presentación tradicional se acompaña con guajolote o pollo, es posible querer agregarlo a cualquier platillo y es que, los moles son una mezcla enorme de ingredientes que varían de acuerdo a lo que se desea obtener; sin embargo, los más destacados son: ajonjolí, cacahuate, chocolate, plátano macho y chiles mulato, pasilla y ancho.

Este platillo de origen prehispánico se ha convertido en un ícono de la cocina mexicana y en un sello de festividad para muchas comunidades de todo el territorio nacional; más aún porque México es un país que destaca por su producción de chiles ancho, pasilla, mulato, guajillo y puya; entre los principales productores están Zacatecas, Chihuahua, San Luis Potosí y Durango con una producción nacional de chile seco es de alrededor de 98 mil 127 toneladas al año.

El estado de Oaxaca goza de una gran riqueza cultural y gastronómica reconocida a nivel mundial, el mole es un importante elemento de la misma, cada región se enorgullece de tener su propia mole de acuerdo a su receta y los ingredientes que abundan en la zona, así como su forma de preparación. Comúnmente se habla de los “7 moles de Oaxaca” siendo estos: negro, amarillo, coloradito, verde, chichilo, rojo con pollo y el estofado de pollo y aceitunas.




Articulos Relacionados