Estas son las cosas que no debes hacer después de la intimidad

Imagina que estás durante un encuentro íntimo con tu pareja, en el que todo fluye muy bien y te sientes increíble, de maravilla… hasta que en algún mometo un...
intimidad

Imagina que estás durante un encuentro íntimo con tu pareja, en el que todo fluye muy bien y te sientes increíble, de maravilla… hasta que en algún mometo un comentario o hecho hacen que todo se vaya para abajo. Que no te pase, te decimos que es lo que no debes hacer despues de la intimidad.

1.- No acabes (literal) con la magía del momento.
Muy típico entre los hombres, l primero en llegar al climax ya sea él o ella se recuesta y se olvida de continuar con el hechizo. El cansancio del orgasmo suele acabar con la magia y en algunos momentos, ya sea por la nocturnidad, o el agotamiento, la cosa acaba ahí. No cuesta nada mantener un poco más el encanto con cariños y algo de diálogo amable.

2.- No compares.
Nunca compares esa relación sexual que acabas de mantener con otra anterior, aunque sea con la misma pareja. Ya no es cuestión de herir el orgullo de tu pareja, sino que también le recuerdes que en otras ocasiones fue mejor, cada encuentro tiene su historia.

3.- Nada de preguntas ‘¿te gustó?’
Es muy común que los hombres hagan a su pareja esta pregunta. Algunas mujeres también hacen esa pregunta, ‘¿Te gustó?, ¿Estuve bien?’, lo cual es demasiado obvio en función de cómo se ha dio la relación. En cualquier caso, sobra preguntar, pero sería mejor dejarlo para cuando es evidente que ambos han disfrutado de un momento lleno de placer.

4.- No uses el celular aunque ya haya terminado ese momento.
El móvil ha hecho mucho daño a las relaciones sociales en general, y las íntimas no iban a quedar lejos de serlo. Ahora es habitual ver que alguno de los dos o ambos corran a revisar el móvil para ver sus últimas notificaciones en lugar de centrarse en la pareja, en disfrutar de la experiencia y compartir cariños.

5.- No abras laboca si no tienes allgo bueno que decir.
La magia también reside en no hablar de lo que no es necesario, si no vas a hablar sobre algo bueno y de tu pareja, mejor no saques otros temas de conversación que hagan volar la magia del momento.

6.- Si es un encuentro casual no involucres sentimientos.
Caer en la emoción del sexo y hablar de sentimientos afecta sobre todo a parejas aún no comprometidas a un noviazgo. Así que aunque te sientas emocionado en ese instante de placer corporal, no te dejes llevar por la emoción y evita los “Te amo, te quiero” o preguntar a tu pareja qué es lo que siente por ti. En ese momento solo lograrás incomodar a tu pareja, que quizás perfiera llevar este debate para más tarde o no tenerlo.




Articulos Relacionados