Haber tenido una relación tóxica te hace más inteligente

La mayoría de nosotros hemos tenido una relación tóxica que recordamos con un poco de resentimiento y dolor, sin embargo, más allá de la parte triste que nos puede...
toxica

La mayoría de nosotros hemos tenido una relación tóxica que recordamos con un poco de resentimiento y dolor, sin embargo, más allá de la parte triste que nos puede causar, las relaciones tóxicas nos dejan lecciones que al final se han convertido en una lección ¿Lo pensaste así? Ahora aquí te decimos algunas cosas buenas que pueden dejar los romances tóxicos.
Es muy normal que cuando terminas con una mala relación piensas que fue un error o que fue una perdida de tiempo y en algunos casos hasta quieres vengarte. Pero esa persona te dejo algunos aspectos positivos en tu vida,(aunque no lo creas) checa:
Identificas las señales de alerta con más claridad
Después de que estuviste con esa persona que te lastimó, ahora ya sabes que es l o que quieres en tu relación y lo que no quieres, por eso ahora es más fácil de desde el principio ver las actitudes que permitirás de nuevo en tu vida y que es lo que mereces por que ya tuviste una experiencia.
Ya sabes cuidarte y defenderte
Seguro ya no estás dispuesto a ser complaciente y dejar que te pisoteen, te vuelves más fuerte y aprendes a poner un alto a las cosas que no te hacen sentir bien, cuando te tratan mal o te incomodan.
Eres más inteligente
Si tu ex te traicionó o te engañó y terminó con la confianza, ahora tus sentidos se agudizan, ya que ahora es más fácil detectar con mayor facilidad cuando te mienten o te ocultan algo ahora es más fácil enfrentar la situación de frente.
La honestidad está al 100% en un relación desde el principio
Ahora en lugar de pasar algunas peleas y resignarte a aceptar que te sientes mal por la mínima pelea, ahora desde un inicio sabes dejar las cosas claras y exponer lo que te gustaría desde que empiezan a salir. Así es más fácil que la persona no te decepcione, pero si llega a pasar que no es así, no pasa nada, el/la que sigue.
Ya no te disculpas por tus acciones
En lugar de ser pasiv@ y permitir que te digan “loc@” cuando estás enojada, ahora sabes que está bien levantar la voz cuando algo no te parece y ahora si no guardarás silencio por nada del mundo.
Aprendes a amarte más

Casi en todas las relaciones tóxicas llegan a un punto donde te hacen pensar que eres poca cosa, que no mereces amor o felicidad. Por ello cuando te alejas de esa persona con el tiempo te das cuenta que esos “defectos” que eran para esa persona, son lo que te hacen ser tu mism@. Así que ya aprendes a abrazarlos y a sentirte orgullosa de quién eres y ámate mucho.
Eres feliz estando sol@
Quizá antes uno de tus grandes miedos era dejar a tu pareja porque te quedarías solo, pero cuando finalmente te vas, sientes mejor que el aire de la rosa de Guadalupe y por fin te das cuenta que estar solo/a no es nada aterrador, al contrario es muy placentero, de hecho es mucho mejor que quedarte con alguien que no te merece.
Sabes que lo que mereces es más importante que lo que quieres
No es nada raro ni loco que te aferres a una persona por puro y simple deseo, ya sea que es muy atractivo o simplemente tiene todo lo que buscas u otras mil razones superficiales. Pero después de tener esa relación, te das cuenta que es más importante estar con alguien que te trate bien, que te ame, que te cuide en resumen es mejor estar con alguien que te merece.
Obviamente ya no perderás tiempo en relaciones insatisfactorias
El hecho de que hayas pasado esa relación tóxica, hace que ya no estés dispuesto a estar con personas que no te hacen sentir satisfecho/a, ni estás dispuesto a perder tu valioso tiempo porque ya has entendido que es demasiado ingenuo esperar que las personas cambien, porque lo más probable es que nunca lo hagan.
Por eso mismo te decimos que las relaciones tóxicas, por muy malas que hayan sido, nos han dejado algo bueno en nuestra vida y nos hacen mucho más inteligentes




Articulos Relacionados