Persiste sobrepoblación y hacinamiento en reclusorios de Oaxaca: CNDH

La Penitenciaría Central de Santa María Ixcotel de Oaxaca reprobó en el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2018, elaborado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) al obtener...
unnamed-file-4

La Penitenciaría Central de Santa María Ixcotel de Oaxaca reprobó en el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2018, elaborado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) al obtener una calificación de 5.52.

A nivel estatal, Oaxaca obtuvo una calificación de 6.09 en los cuatro penales del estado supervisados, y de 7.37 en la prisión federal ubicada en Miahuatlán de Porfirio Díaz.

De acuerdo con el informe del organismo nacional, en la mayoría de las cárceles de la entidad prevalece una sobrepoblación, a excepción de los reclusorios femenil de Tanivet y del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) 13.

Oaxaca es uno de los 21 estados que sus penales obtuvieron una calificación de entre 6 y 8, mientras solo los centros de reclusión de Guanajuato, Querétaro y Coahuila alcanzaron calificación mayor a 8. En tanto, las cárceles de Veracruz, Sinaloa, Zacatecas, Hidalgo, Guerrero, Nayarit, Baja California Sur y Tamaulipas reprobaron al conseguir menos de seis puntos.

El diagnóstico revela que las mayores incidencias en los reclusorios de Oaxaca que se presentan son la sobrepoblación, hacinamiento, deficiencias en los servicios de salud, instalaciones inadecuadas, inexistencia de higiene, deficiencias en la alimentación, falta de normatividad, insuficiencia de personal de seguridad y custodia, condiciones de autogobierno, actividades ilícitas, extorsión y sobornos, y falta de capacitación del personal penitenciario.

Asimismo existe una inadecuada clasificación de las personas privadas de su libertad, deficiente separación entre procesados y sentenciados, ausencia de actividades educativas, deportivas, deficiencia en la atención a adultos mayores e insuficiencia en los programas para la prevención de adicciones y desintoxicación voluntaria.

En el caso de la Penitenciaría Central de Ixcotel que obtuvo una calificación de 5.52, tiene una población de 899 cuando su capacidad es para 850 personas; mientras el Centro de Reinserción Social de Tehuantepec, tuvo una calificación de 6.37, cuenta con una población de 354 presos cuando su capacidad es de 300.

El Reclusorio de Reinserción Social Femenil de Tanivet, tuvo una calificación de 6.43 cuenta con una población carcelaria de 161 y una capacidad de 258; el Centro de Reinserción Social de Miahuatlán, obtuvo una calificación de 6.05, tiene una población de 526 y su capacidad es de 520; en tanto, el Cefereso 13 de Miahuatlán, tuvo una calificación de 7.37, cuenta con una capacidad para dos mil 520 personas privadas de su libertad y actualmente tiene una población de mil 327 personas recluidas.




Articulos Relacionados